martes, octubre 23, 2012

Probando el lechón


Ya me he dado un par de baños con el lechón, y aunque suponía que iba a ir bien me he llevado una gran sorpresa, va mucho mejor de mi espectativas más optimistas, primero es rápida, esta al mismo nivel que puede estar un fish o un minisimons, entra bien en la ola y una vez en ella el disfrute está asegurado, se mueve con la fluidez de un bonzer pero al tener un tamaño menor moverla es aun más fácil, lo mejor es que en el backside sigue siendo igual de controlada que cuando vas de cara, en esto supera con creces a las simons.



La conclusión una tabla para ola desde la cadera hasta tu altura, la medida ideal es un par de pulgadas menos que el surfista que la lleve, entre 1" y 1 1/2" más ancha que tu tabla habitual y un poco más gruesa. Si te gusta divertirte en olas de playa esta es tu tabla.
Publicar un comentario