martes, enero 12, 2016

Como un padre orgulloso


Aunque  en el taller me gusta trabajar solo hay una pieza fundamental para mi trabajo, son mis surfistas. Tanto Yago como Camilla me ayudan a mejorar mis tablas ya que son ellos los que las usan día a día,  y son capaces de testarlas como se merecen.


Por ejemplo el Lakazán, este modelo está en el quiver de ambos, ha surfeado olas de la peninsula Canarias incluso Bali, con una respuesta más que satisfactoria.


Como una padre me siento muy orgulloso de mis riders y me encanta verlos disfrutar con mis tablas, porque no nos olvidemos nunca de que de eso trata el surf.


Publicar un comentario